13.700 instancias para 167 plazas de auxiliar administrativos

Ya se conocía que la cifra de opositores que optarán a algunas de las 1.400 plazas que el Servicio Extremeño de Salud (SES) convocó el pasado junio, correspondientes a las ofertas de los últimos cuatro años, supera las expectativas. Se estimaban en 120.000 pero finalmente, tras informatizar las instancias, son poco más de 90.000 los aspirantes, la misma población que, por ejemplo, tiene Cáceres.
 
Esta cifra es muy superior a la convocatoria anterior --60.000 aspirantes para 2.500 plazas--, pero el desglose de solicitudes por categoría resulta abrumador en la mayoría. Celador y auxiliar administrativo han recibido la mitad del total de instancias: casi 28.000 personas optarán a las 156 plazas de celador convocadas en turno libre y promoción interna. Son 178 aspirantes para cada una de las plazas. "Una barbaridad", asegura el responsable de Sanidad de CCOO, Agustín Pachón.
 
Junto a esta, auxiliar administrativo --con 13.700 instancias para 167 plazas-- y pinche de cocina --con 6.529 solicitudes para solo 45 puestos-- son las más demandadas por los ciudadanos. No es ninguna sorpresa porque ocurrió en la convocatoria anterior, ya que son las categorías que menos titulación académica exigen, solo el graduado. "Apenas tienen doce temas y mucha gente incluso con titulaciones superiores optan por estas categorías para ingresar en el cuerpo de funcionario y luego ir promocionando", apunta Felipe Bachiller, responsable sanitario de UGT.
 
Estos datos han sido facilitados en la Mesa Sectorial de Sanidad y contabilizan las instancias presentadas, pero se espera que el número de opositores sea algo inferior una vez publicada la lista provisional de admitidos, que estará a finales de este mes, según ha asegurado el nuevo consejero de Salud, Francisco Javier Fernández Perianes. Un mes después, y tras el periodo de reclamaciones, el SES deberá publicar la lista definitiva de admitidos a examen y dar las fechas de las pruebas. "Se espera que este verano se desarrollen las que tienen menos aspirantes". Para las más demandas la Junta está estudiando la posibilidad de realizar los exámenes de forma simultánea en distintas ciudades, con el fin de evitar problemas de espacio.
 
Los sindicatos no dudan, por tanto, de que la convocatoria salga adelante, tal y como se ha comprometido la consejería. Señalan que hay un gran interés en esta oferta de empleo tanto dentro como fuera de la región.